Atención prehospitalaria: ¿Conoces toda la regulación aplicable?

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Un correcto modelo de acción para la atención inmediata de una emergencia es muy importante para el servicio médico de urgencia, ya que, al ocurrir un accidente, muerte, discapacidad o una lesión con un gran impacto, puede atenuarse mediante esta oportuna intervención a través de dicho modelo y del personal capacitado.

Siendo así, que la rapidez de la atención de emergencia y el traslado de las víctimas con lesiones desde el lugar del incidente a un centro de atención médica puede salvar vidas, reducir la incidencia de discapacidad a corto plazo y mejorar notablemente las consecuencias.

Este análisis y modelo es perseguido por la propia Secretaria de Salud puesto que, en el ámbito de sus competencias, queda claro que existen complejos problemas de salud pública ante la creciente demanda de atención de servicios de urgencias, ya sean generados por accidentes o lesiones repentinas.

Es por todo lo anterior, que la Secretaria de Salud, prevé toda la regulación para poder brindar este tipo de atención médica a través de la NOM-034-SSA3-2013, la cual detallará cada uno de los requisitos desde las autorizaciones sanitarias hasta los insumos que se debe de contar.

Primero, es importante señalar que este servicio se encuentra en la categoría de un establecimiento de salud móvil, en el cual se llevan a cabo acciones correspondientes a una urgencia, por lo tanto, en estricto sentido, otra norma aplicable sería la NOM-027-SSA3-2013 que establece la regulación de los servicios de salud y los criterios de funcionamiento y atención en los servicios de urgencias de los establecimientos para la atención médica, sin embargo, en esta norma se pueden encontrar la excepción en establecimientos móviles, específicamente, las ambulancias.

Lo anterior, tendrá sentido solamente si definimos correctamente lo que es la Atención médica prehospitalaria, la cual, es definida por la NOM 034, como la atención que es otorgada al paciente cuya condición clínica se considera que pone en peligro la vida, un órgano o su función, con el fin de lograr la limitación del daño y su estabilización orgánico-funcional, desde los primeros auxilios hasta la llegada y entrega a un establecimiento para la atención médica con servicio de urgencias, así como durante el traslado entre diferentes establecimientos a bordo de una ambulancia.

De la definición anterior, derivan distintos puntos que encontramos en la norma, por ejemplo; el tipo de establecimiento móvil, es decir, la ambulancia. De este ejemplo podemos encontrar específicamente 4 tipos de ambulancias:

  1. Ambulancia de traslado.
  2. Ambulancia de urgencias avanzadas.
  3. Ambulancia de urgencias básicas.
  4. Ambulancia de cuidados intensivos.

Por lo tanto, dependerá el tipo de ambulancia, para poder hablar de requisitos, ya que en la propia norma nos señala distintos apéndices informativos en donde se encuentran, insumos, material, equipo médico, etc., que debe de cumplir para su correcto funcionamiento.

Por último, la importancia de este tema y de la norma en comento, provocará un impacto a nivel nacional en el sistema de salud mexicano puesto que, para otorgar una atención oportuna y eficiente se debe contar con un efectivo sistema de atención de urgencias médicas que incluya todas las fases del tratamiento del lesionado enfermo grave, la cual puede ser resumida en:

  1. La atención médica prehospitalaria.
  2. La atención médica hospitalaria especializada.
  3. La rehabilitación.
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?