Plasma rico en plaquetas

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Para poder conocer los riesgos, beneficios y el alcance jurídico de los servicios que se ofertan en un establecimiento de salud, es importante realizar una lista de servicios, en la cual podamos conocer desde el instrumental hasta el resultado esperado de cada actividad que realizamos, siendo ésta una lista que deberá estar lo más detallada posible con el objetivo de conocer paso a paso lo que ocurre en todo un procedimiento o tratamiento a ofertar.

Este mismo ejercicio será el que debamos realizar para poder conocer el alcance de lo que es el Plasma rico en plaquetas o como se le conoce comúnmente y que más adelante mencionaremos “PRP”. Es entonces, importante señalar que el PRP es lo que se considera como un tratamiento de rejuvenecimiento, el cual se realiza a través de infiltraciones, inyectando plasma rico en plaquetas que se obtiene a partir de la propia sangre del paciente, mediante un proceso que incluye el centrifugado de una muestra de sangre.

Es entonces que de esta definición podemos encontrar 4 pasos:

  1. Extracción de la sangre del paciente;
  2. Centrifuga;
  3. Obtención del plasma;
  4. Inyección del plasma en la zona a rejuvenecer.

Conforme a este listado, podemos realizar el análisis para conocer los riesgos y el alcance jurídico. Es por esto que podemos encontrar que el tratamiento de PRP aún no cuenta con el reconocimiento y la autorización sanitaria para llevarse a cabo, es decir, científicamente no está determinado un aceleramiento de fenómenos regenerativos, funcionalidad que se le atribuye al plasma, agregando también que no en todos los establecimientos se cuenta con las condiciones, equipamiento, infraestructura y la autorización sanitaria para la disposición, procesamiento y aplicación de sangre y componentes sanguíneos.

Bajo este supuesto y el listado anterior, podemos concluir que el PRP lleva a cabo la obtención del producto, centrifugado, manejo y re-aplicación, actividades que son realizadas por un Banco de sangre, cuya definición es emitida por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios y que señala como el establecimiento autorizado para obtener, analizar, fraccionar, preparar, conservar, aplicar y proveer sangre humana y sus derivados.

Es así que podemos concluir que todo establecimiento que oferte este servicio deberá contar con una Licencia Sanitaria para Establecimientos de Salud con Servicios de Sangre, bajo la modalidad de un Banco de Sangre, conforme a lo dispuesto en los artículos 315 y 316 de la Ley General de Salud, agregando también que deberá apegarse a lo dispuesto en la NOM-253-SSA1-2012 que establece todos los requisitos para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos.

La falta de cumplimiento a estos puntos tendría como consecuencia, la suspensión del establecimiento, multas que pueden ir desde los 450 mil hasta casi el millón de pesos o el resguardo de dispositivos como material, insumos y dispositivos, como la propia centrifuga.

En cuanto a este último elemento, será importante medir el riesgo del dispositivo, ya que deberá de contar con un registro sanitario, mantenimiento que pueda ser preventivo, correctivo o predictivo, así como contar con los manuales e instructivos que puedan acreditar el funcionamiento y la posesión del equipo.

Es entonces que, conforme al análisis del tratamiento en comento, podemos observar estos riesgos y alcances que se tienen en la actual legislación mexicana en materia de medicina estética, no olvidando mencionar que pueden observarse otros factores de riesgos al ofertar este tratamiento, como la Publicidad y sus autorizaciones correspondientes; el personal que se encarga de realizarlo y si está autorizado o no; o la documentación que se tenga que llevar a cabo para la atención del paciente que encontramos en la Norma Oficial Mexicana 004 que establece los criterios del expediente clínico.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?