Requisitos para atender a pacientes con discapacidad

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La Secretaría de Salud reconoce a la discapacidad como un problema emergente de salud pública, que en los años recientes se ha incrementado como resultado de la interacción de diversos factores sociales, políticos y poblacionales.

La Organización Mundial de la Salud estima que el 15% de la población mundial presenta algún grado de discapacidad. En México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en el Censo de Población y Vivienda 2010, cuantificó que aproximadamente 5.7 millones de personas viven con algún tipo de discapacidad.

El artículo 4o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, otorga a toda persona, el derecho a la protección de la salud. En cumplimiento de este precepto, la Secretaría de Salud emite ordenamientos que regulan la prestación de servicios de atención médica, estableciendo disposiciones específicas que regulan la forma en que se proporcionan dichos servicios.

La Secretaría de Salud promoverá el derecho de las personas con discapacidad a gozar del más alto nivel posible de salud, rehabilitación y habilitación sin discriminación por motivos de discapacidad, mediante programas y servicios que serán diseñados y proporcionados, considerando criterios de calidad, especialización, género, gratuidad o precio asequible.

¿Qué es una discapacidad?

Es la consecuencia de forma temporal o permanente de una deficiencia o limitación en una persona que no le permite realizar una o más actividades de la vida diaria.

Vamos a encontrar diferentes tipos de discapacidades como lo son:

  • Física.
  • Mental.
  • Sensorial.
  • Intelectual.

¿Qué es la discriminación? 

Se entenderá cualquier distinción, exclusión o restricción por motivos de discapacidad que tenga el propósito o el efecto de obstaculizar, menoscabar o dejar sin efecto el reconocimiento, goce o ejercicio, en igualdad de condiciones, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales en los ámbitos político, económico, social, cultural, civil o de otro tipo. Incluye todas las formas de discriminación, entre ellas, la denegación de ajustes razonables.

Entonces ¿Cuáles son los requisitos?

Existe una norma (NOM-030-SSA3-2013) que indica todas y cada una de las especificaciones  acerca de los establecimientos de salud pero antes de ello recordemos que  la NOM-005-SSA3-2010 solicita que el acceso y salida del establecimiento puedan ser de forma segura y con las necesidades especiales de las personas con discapacidad y adultos mayores, así como la NOM-016-SSA3-2012 solicita la colocación de un inodoro para uso de personas con discapacidad.

Si bien estos no son los únicos requisitos con los que debes o deberías cumplir,  la NOM-030-SSA3-2013 establece las características arquitectónicas para facilitar el acceso, tránsito, uso y permanencia de las personas con discapacidad en establecimientos para la atención médica ambulatoria y hospitalaria.

Esto implica que se deben de contar, por ejemplo:

  • Con rutas accesibles contemplando desde los accesos principales hasta el área donde se brindará la atención médica, todo esto teniendo todos los parámetros que se especifican en la NOM como serían mediciones, consideraciones para los objetos que se encuentren cercanos, señalizaciones para su fácil identificación, e inclusive el tipo de superficie.
  • Establece ciertos requisitos para diferentes áreas de los establecimientos, como lo son: la sala de espera, el área de interrogatorio, puertas de entrada y salida, elevadores (en su caso), rampas de acceso, escaleras, estacionamiento, banquetas, pasillos, para así mantener la facilidad de movimiento de las personas con discapacidad.
  • Otro ejemplo claro puede suscitarse en cuanto a los pisos y pavimentos de las rutas accesibles.

Un alto porcentaje de establecimientos para la atención médica ambulatoria y hospitalaria en el país, carecen de elementos arquitectónicos que faciliten el acceso, tránsito, uso y permanencia de las personas con discapacidad. Por ello, es importante establecer los requerimientos arquitectónicos mínimos con que deben contar los establecimientos para la atención médica ambulatoria y hospitalaria, para permitir que las personas con discapacidad hagan uso adecuado de los espacios físicos y se desplacen con seguridad, para recibir los servicios de atención médica que requieran.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?