¿Sabes de qué clasificación de servicios de salud formas parte?

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Los servicios de salud se definen como aquellas acciones realizadas en beneficio del individuo y de la sociedad en general, dirigidas a proteger, promover y restaurar la salud de la persona y de la colectividad.

El sistema de salud mexicano, clasifica estos servicios en 3:

  1. Atención médica: que se proporcionan para proteger, promover y restaurar la salud del individuo; siendo de carácter preventivo, curativo, de rehabilitación y paliativas.
  2. De salud pública: aquellos que se presten en establecimientos públicos de salud a las personas que se encuentren en el país que así lo requieran. Estos servicios ser rigen por la universalidad, la igualdad e inclusión, y la gratuidad.
  3. Asistencia social: que son el conjunto de acciones tendientes a modificar y mejorar las circunstancias de carácter social que impidan el desarrollo integral del individuo, así como la protección física, mental y social de personas en estado de necesidad, indefensión desventaja física y mental, hasta lograr su incorporación a una vida plena y productiva.

Estos últimos tendrán como sujetos a los individuos o familias que por alguna razón (física, mental, económica, entre otras), necesiten de algún servicio especial para su protección y bienestar.

Entre los servicios de asistencia social que se encuentran establecido en el sistema de salud mexicano, se pueden encontrar: el ejercicio de la tutela de los menores; la prestación de servicios funerarios; o la promoción del desarrollo, el mejoramiento y la integración familia.

Todos estos servicios, son usados día con día por millones de personas, mismas que cuentan, por ejemplo, con el derecho a recibir atención de calidad; información veraz; o decidir sobre la aplicación de los procedimientos de diagnóstico y terapéuticos que se le ofrezcan.

Pero estos derechos no terminan ahí, en el individuo, sino que son tan grandes, que llegan a ser colectivos y, por ende, necesitan de la participación de la comunidad, misma que podrá hacerlo mediante 6 ejes:

  1. Promoción de hábitos saludables.
  2. Colaboración para prevenir problemas ambientales relacionados con la salud.
  3. Incorporación voluntaria para tareas de asistencia social, por ejemplo.
  4. Notificar acerca de personas que necesiten servicios de salud cuando estas no puedan hacerlo.
  5. Informar a las autoridades sobre reacciones adversas por medicamentos u otros insumos.
  6. Formulación de sugerencias para mejorar los servicios de salud.
Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?