Los riesgos por los que COFEPRIS regula los cosméticos

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Partiendo desde la definición que nos proporciona la RAE sobre el concepto cosmético, podemos entender a éste como todo producto que se utiliza para la higiene o belleza del cuerpo, especialmente del rostro.

Lo anterior continúa siendo un concepto general, y podemos entender por cosmético, desde el lápiz labial y el esmalte de uñas hasta el desodorante, el perfume, la laca, el champú, el gel de ducha, los tatuajes, los adhesivos de cabello, los productos de depilación, los tintes, muchos jabones, algunos blanqueadores dentales y algunas toallitas higiénicas.

Innumerables productos cosméticos son utilizados por la gran mayoría de personas en este país; incluso los usamos como si fueran artículos de aseo para limpiar nuestros hogares, así como el lugar donde laboramos.

Toda la regulación de estos productos, las empresas que los fabrican, los establecimientos que los venden y que los utilizan, corresponde a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios.

Es por esto que todo fabricante y distribuidor de artículos de perfumería, belleza y aseo debe conocer los trámites que se relacionan con estos productos, que van desde el simple etiquetado hasta el uso final que le da el consumidor. Por esto es importante saber que compete a una autoridad sanitaria el regular todas las situaciones relacionadas con los cosméticos, dadas las diferentes características de los diversos productos que se consideran dentro de esta categoría.

Un buen ejemplo para subrayar la importancia de la regulación para los cosméticos, son los parabenos, los cuales son conservadores que se utiliza en esta industria y que tenían graves efectos secundarios. Esta sustancia se solía incluir en maquillaje, cremas hidratantes, desodorantes, lociones y mascarillas, sin embargo, la COFEPRIS ha sido la encargada de vigilar esta sustancia en conjunto con el metilparabeno, propilparabeno, butilparabeno, etcétera, debido a las diversas consecuencias que todas ellas pueden causar en el ser humano y el medio ambiente.

La regulación de los cosméticos abarcaría un campo más extenso, más allá esta industria, ya que también abarcaría su importación y exportación, la cual deberá de contar con las autorizaciones sanitarias correctas, otorgada por la propia COFEPRIS.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?