La regulación para el personal de enfermería

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

El personal de enfermería tiene actividades que claramente no son una tarea fácil, ya que representan la mayor fuerza laboral en el sector salud; es por esto que es importante definir correctamente el concepto, tanto de enfermería como de enfermero, ya que la propia ley define a la enfermería como la ciencia y arte humanístico dedicada al mantenimiento y promoción del bienestar de la salud de las personas, desarrollando una visión integral de la persona, familia y comunidad y una serie de conocimientos, principios, fundamentos, habilidades y actitudes que permiten promover, prevenir, fomentar, educar e investigar acerca del cuidado de la salud.

Asimismo, la definición de enfermera(o) es la persona que ha concluido sus estudios de nivel superior en el área de la enfermería, en alguna institución perteneciente al Sistema Educativo Nacional y se le ha expedido cédula, para ejercer profesionalmente la enfermería.

Es con esto, que la propia normatividad aplicable a esta profesión señala que la prestación del servicio de enfermería se deberá realizar en establecimientos para la atención médica en los sectores público, social y privado en el sistema de salud mexicano, agregando a los que se otorgan en forma independiente, siendo así indispensable relacionarlo con el concepto de atención médica y de establecimiento de salud. Para la propia Ley General de Salud, se entiende como atención médica el conjunto de servicios que se proporcionan al individuo, con el fin de proteger, promover y restaurar su salud, la cual es la finalidad que se persigue en un establecimiento que puede englobar tanto a los locales y sus instalaciones, dependencias, anexos, fijos o móviles, sean de producción, transformación, almacenamiento, distribución de bienes o prestación de servicios, este mismo concepto, se establece en la NOM-005-SSA3-2010 en la definición de atención médica ambulatoria.

Observando las definiciones que ya hemos señalado, podemos encontrar así que la enfermería puede llevarse a cabo en distintos establecimientos, en hospitales, en clínicas de hemodiálisis, atención a personas de todas las edades, aplicación de vacunas, etc., sin embargo, hay un número considerable que realiza la atención a domicilio, la cual no se encuentra correctamente regulada o no se ha dado el enfoque jurídico que requiere para poder emprender o romper con la imagen que durante tantos años ha tenido, es decir trabajar de manera independiente, ya que como se ha mencionado al inicio del presente texto, representa una gran fuerza laboral, pero no ha tenido el reconocimiento que merece, situación que pone en evidencia que toda la regulación de un establecimiento no es primordial para las actividades que le corresponden al enfermero(a).

Dicho lo anterior, de manera estricta, la atención que se da a domicilio por un enfermero(a) requiere regularse como un establecimiento de salud, ya que entra en la categoría de un establecimiento móvil, interpretación que puede generar grandes asperezas, pero que finalmente es algo establecido por distintas normas oficiales mexicanas, como por la propia Ley General de Salud, ya que reconoce a la enfermería como una actividad profesional en su artículo 79.

Es por todo esto, que la enfermería se ha encontrado en un limbo en cuanto al reconocimiento jurídico, debido a que existe una gran cantidad de Proyectos de Norma Oficial Mexicana que generan más dudas o desconcierto debido a todo lo que puede implicar apegarse a esta regulación.

Compártelo en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?